Ideas para comer refrescante y ligero desde el desayuno a la cena

¿Han abierto las puertas del infierno y no nos hemos enterado? No amigos, ha llegado la primera ola de calor, y parece que se va a quedar un tiempo con nosotros.

Piscinas, aire acondicionado, ropa fresca y ventiladores siempre son buenos compañeros de las altas temperaturas, por lo que serán muy bienvenidos.

¿Pero qué pasa con nuestra alimentación? ¿Podemos ayudar de alguna forma a nuestro organismo a sentirnos un poco más frescos? Rotundamente sí.

En los días que apriete más el calor trataremos de dejar de lado platos contundentes y grasos, pasando a elaborar recetas más ligeras y frescas.

¿No se te ocurre nada salvo ensaladas en diferentes versiones? Tranquilos desde Comidas Populares hemos elaborado un menú que combina varios platos refrescantes y ligeros desde el desayuno a la cena.

A continuación os detallamos nuestras propuestas:

El desayuno la comida más importante del día

Así es, y si empiezas ya ingiriendo algo fresquero, mejor que mejor. Nuestra propuesta es que la noche de antes lo prepares para que este aún más fresco y rico. Mezcla un yogur natural con un poco de leche, échale semillas de chía (actualmente las puedes encontrar en cualquier supermercado) y mételo a la nevera durante toda la noche. Por la mañana cuando te dispongas a desayunar trocea fruta, la que más te guste y como siempre intenta que sea de temporada. Un desayuno muy completo, energético, saludable y fresco. Ideal para combatir desde por la mañana las altas temperaturas

Almuerzo y el recreo de la media mañana

Puedes preparar unos crudités de zanahoria y pepino (intenta que hayan estado en la nevera previamente para que estén frescos) corta de forma alargada y prepara humus o salsa de griega de yogur para dipear, también será conveniente que se encuentre en la nevera. Recuerda es el almuerzo, controla las cantidades y a disfrutar.

Al medio día alegría

En la hora de la comida serán bienvenidos gazpachos, cremas frías y ensaladas en todas sus variantes. Nosotros te proponemos crema fría de pepino y aguacate con salmón ahumado. Es fácil de hacer, está riquísima, es muy sana y además es un plato muy fresco. También podría servirte para cenar. Si la acompañas con carne, pescado o marisco a la plancha como segundo plato, tendrás una comida muy completa. Es el momento del postre, lo ideal es comer fruta de temporada pero también se pueden preparar gran variedad de helados naturales que están riquísimos y son saludables. Te proponemos que utilices la fruta que más te apetezca, puedes aprovechar la que veas que está demasiado madura, trocéala, echa yogur o leche, lo bates y al congelador. Podrás comerlo de postre, como para merendar o a media mañana.

La merienda de los campeones

Para merendar te proponemos que prepares un batido de plátano, leche y cacao puro en polvo (con una pizca vale) Está riquísimo y a los niños les va a encantar.

Cenas de verano

Nuestra propuesta es una ensalada de pimientos rojos asados, atún y huevo cocido. Te sorprenderá la mezcla de estos sabores. Es un plato muy completo y saludable para terminar la jornada. De postre te proponemos fruta para ir a dormir más ligeros, en verano tenemos suerte de la gran variedad de fruta que tenemos a nuestro alcance.

Nuestras propuestas son tan solo unos ejemplos de que hay gran variedad de alimentos que no ayudan a soportar las altas temperaturas, pero además son platos deliciosos, fáciles de preparar y sanos.

¿A qué esperas para probarlos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.